sábado, 27 de enero de 2018

frases hermosas para compartir y reflexionar

Hay días en la vida de una persona que marcan una diferencia, nuestra vida se debate entre el hoy y el mañana, se nos escapa como el agua entre los dedos, en un abrir y cerrar de ojos. Existen frases hermosas para compartir y reflexionar que nos ayudan a recapacitar y a retomar nuestro rumbo con mayor sabiduría. Te recomendamos algunas de ellas para que las compartas con esa persona que ha sufrido cambios drásticos en su vida y aprovéchalas para acrecentar tu sabiduría y puedas tomar tus propias decisiones.


Nunca olvides que los grandes logros requieren tiempo y paciencia.

A la sima no se llega atreves de los demás, sino atreves de sí mismo.

No debes odiar a todas las rosas porque te lastimes con las espinas, no renuncies a tus sueños solo porque uno de ellos no se cumplió
Grandes logros son sinónimo de tiempo y paciencia.

Un día alguien te va abrasar tan fuerte que todas tus partes rotas se juntaran de nuevo.
El pasado no se borra ni se cambia, solo se acepta y se supera.

No colecciones respuestas del exterior, crea tus propias respuestas de tu interior.
Uno no es lo que tiene, sino lo que uno hace con lo que tiene.

A la sima no se llega sin constancia esfuerzo o dedicación.

Las personas aprenden cuando quieren y encuentran una motivación.
Lentamente perece quien no se atreve a abandonar lo seguro para luchar por sus sueños.

La felicidad no es una estación de llegada sino un modo de viajar.

Por muy fuerte que sea la tormenta, el sol siempre brillara entre las nubes.

La buena suerte se produce cuando la preparación se encuentra con la oportunidad.

Nos inventamos limitaciones que a veces no existen, lo difícil es distinguir nuestras limitaciones reales y nuestros temores.

En nuestro camino por la vida tendremos que buscar la luz o perder el miedo a la oscuridad.
Cada día trae una serie de conflictos entre el camino correcto y el camino fácil.

Del sufrimiento emergen las almas más fuertes, los caracteres solidos tienen cicatrices.

La vida no trata de ser los más fuertes, o los más rápidos, sino de ser nosotros mismos.

Nunca te conformes con ir andando pudiendo volar.

Las mentiras más crueles son dichas en silencio.

Sea lo que sea que hagas asegúrate que te haga feliz.

Solo hay dos cosas que podemos perder la vida y el tiempo. La primera es inevitable y la segunda imperdonable.

En nuestro andar conseguiremos tormentas de las cuales nos queda el aprendizaje y después la calma en la que debemos agradecer por la victoria y sabiduría obtenida. 

En este mundo existen proezas, virtudes y peligros en lo cual debemos estar atentos y ser partícipes de alguno